domingo, 9 de mayo de 2010

Apatía escolar


La apatía escolar es un tema que con frecuencia se presenta en reuniones con docentes e intercambios de experiencias. A veces es difícil llegar a la raíz de por qué el alumno se encuentra con tanto desinterés por todos los temas que tienen que ver con la escuela. Pero, en algunos casos podemos intuir por qué esta sucediendo esto, y lo importante allí será encontrar la metodología de trabajo más adecuada para ayudar al alumno a salir de esa situación. ¿Cuál es el rol del docente en la situación de aprendizaje? La situación de aprendizaje es social. Los docentes tenemos "socios" en el aprendizaje, no "súbditos". La tarea educativa consiste en organizar las experiencias a través de la comunicación.
Algunos de los consejos del Lic. Rodolfo Valentini en su artículo "REFLEXIONES SOBRE EL FENÓMENO DE LA APATÍA EN ÁMBITOS ESCOLARES"_

_Dejar que el alumno hable y se exprese

_Impedir que repita lecciones aprendidas de memoria

_Inducirlo a utilizar otras capacidades además de las intelectuales

_Promover la expresión de vivencias personales (qué viste, qué sentiste, cómo lo viviste?) y sobre todo sus opiniones (qué pensás sobre lo que estamos tratando?)

_Procurar que el alumno establezca con sus compañeros una comunicación "constructiva" y no meramente "informativa"

_Sacar a flote las capacidades (trabajar con lo mejor que tiene cada uno)

_Crear un clima donde cada uno se sienta valorado

_Buscar el modo en que cada alumno triunfe en algo

_Presentar a la educación como el desarrollo de capacidades (autodespliegue) y no como una carrera de obstáculos o de vallas que hay que saltar
_Procurar que al alumno aprenda a "amarse a si mismo"

_Impulsar el crecimiento de la identidad: potenciar y promover más el SER que el TENER

_Procurar que el "estudiante no se coma a la persona"

_Acompañar el desarrollo TOTAL de la persona.



Cuanto más valorado y aceptado se sienta el alumno más le ayudará a avanzar en sus aprendizajes. Si el docente logra tener una relación auténtica y transparente, de cálida aceptación, de valoración como persona diferente, donde vea al alumno tal cual es, probablemente esto ayude al alumno a experimentar y a comprender aspectos de si mismo, a emprender y enfrentar mejor los problemas. Sería muy ingenuo por otro lado, esperar y pretender que todo se dé en forma mágica. Es un trabajo arduo y no siempre se perciben los resultados; por eso se ha comparado la tarea del educador con la del jardinero:



"Podemos pensar de nosotros mismos no como maestros, sino como jardineros. Un jardinero no hace crecer flores, él trata de darles lo que cree que les ayudará a crecer y ellas crecerán por si mismas. La mente de un niño, al igual que una flor, es una cosa viva. No podemos hacerla crecer metiéndole cosas, al igual que no podemos hacer que una flor crezca pegándole hojas y pétalos. Todo lo que podemos hacer es rodear la mente en crecimiento con lo que necesita para crecer y tener fe en que tomará lo que necesita y crecerá" (John Holt)
Noelia Dominguez Penelas
1ºEducación Infantil

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada